web
counter
Días de hambre

Días de hambre

Juan San Juan es un artista muy visual. Ve de cierta forma si lo ves desde cierta perspectiva. Ve fijamente si tus ojos se quedan quietos, atentos. Luego, no te mira, habla, se voltea, habla. Pero mira para buscar perspectivas, ángulos, luces, todo el tiempo.

No había verificado cómo quedó su obra Almacén de cardado en el espacio que fue el gimnasio del ex Club Condesa. Va y viene Juan San Juan, pasa por debajo de la enorme plancha de acero. Ve del lado donde está la foto de Alejandra Gutiérrez, luego regresa hacia la otra parte de su obra donde congeló la mirada de Claudio Cue Cantú.

Esta obra empezó con una foto de Alejandra. Juan San Juan modificó esa foto, pasó por ella filtros, trató el color en rgb, la concibió en pixeles y luego la imprimió, análoga, en bruto sobre una oxidada plancha de acero. Volvió a verla, ya impresa, buscó perspectivas, ángulos, luz y la trató con químicos para darle deslaves, vida, textura, sensibilidad. Un experimento que nunca había hecho. "Ahora quiero hacer más fotos así; me gustó", explica mientras levanta otra placa donde ha impreso, como testigos fotográficos, la foto de Alejandra y de Claudio.

Sus obras no tienen título porque Juan San Juan quiere dejarlas abiertas, etéreas, a la experimentación visual de quienes las ven, las analizan, las sienten. "Si le das un nombre la constriñes, la reduces, la metes en un cajón. Eso es un crimen". Había pensado en llamarla Días de hambre, pero no, cuando le pregunté se quedó pensando algunos tres, menos, segundos y me dijo: "se llama así, Almacén de cardado". Allí dice en la placa que perteneció a ese almacén de esos años de ese desaparecido Club Condesa. Nombre que ya venía nombre que quedó como transición en el tiempo.

Un artículo de la revista Artes e Historia de México, define así al artista:

"Desde la mirada íntima y personal del fotógrafo Juan San Juan Rebollar, el espectador se sumerge en un universo complejo y variado que conjunta la presencia constante y simultánea de la vida y la muerte; que expone y confronta floración y marchitación, que es también un espejo de la realidad intrínseca del ser humano. Seres que, en su largo proceso de maduración capturada en instantes, permanecen vivos: plantas y flores que florecen o frutos que se secan; que marchitan y se transforman, lo que no deja de ser un reflejo y una asociación metafórica de la propia condición humana. La creativa intervención que realiza en las fotografías surge del encuentro y búsqueda de la forma -remitirse a ella, no registrarla-, y del vínculo existente con las matemáticas; así, puede descomponer y reordenar los elementos, crear los mandalas o situar las flores en el eterno círculo bajo la forma de un plato".

"Juan San Juan Rebollar fotografía desde hace más de diez años, en particular, a la naturaleza como sujeto primordial: paisaje o naturaleza muerta, géneros muy amplios que han sido representados, estudiados e interpretados por los artistas desde diferentes ópticas y lenguajes y en distintos momentos de la historia. En el caso de San Juan, ha centrado su atención principalmente en tres “variantes” o subgéneros: el paisaje, que está determinado por la distancia; el rico y complejo proceso de marchitación de la flora – en especial, de las flores-, y los bosques, el paisaje retratado a partir de la intimidad y la cercanía que establece el fotógrafo y no desde la distancia".
Clic para leer el artículo original

Juan San Juan va. Regresa. Se sube a la barandilla del costado donde está su obra para tomar una serie de fotos. Baja de un brinco. Mira, mira profundamente los ojos de Claudio, su amigo, con esa mirada inexpresiva pensando en su animalidad.

"Me gustó -confiesa, sonriente- y vamos a hacer más. Es algo que no había hecho, salió bien, me gusta".

About Author

Periodismo de Código Abierto

Periodismo de Código Abierto

Periodismo de código abierto
Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.