web
counter
El lado oscuro de la luz

El lado oscuro de la luz

Pintar en el tiempo, dice Luis Eduardo Vicente Agustín.

-¿En el...? o ...el tiempo.

-El tiempo... es el tiempo. Precisamente lo escribía hace poquito, antes de comenzar a pintar, mira -me muestra la frase de trazos temblorosos en su cuaderno de notas-: "El pensamiento es más rápido que la luz. El tiempo".

Mucha historia en este lugar. Aquí fue por muchos años el Club Condesa. No fue cualquier club, fue la primera alberca de la Ciudad de México. Sobre las aguas cristalinas de este seco socavón nadaron las señoritas de ese tiempo. Solo mujeres, solo el sexo femenino tenía permiso para hundirse y manotear entre estos abandonados azulejos entonces acuosos. Hasta que llegaron los revolucionarios años 50, cuando venía la liberación de géneros.

Otro tiempo. Aquí está, a un lado de esta alberca, de este tiempo seco, antes siempre repleto de agua, el mural de Luis Eduardo, sobre uno de los muros principales de lo que fue el baño de las señoritas de la capital del país. Un lugar emblemático donde un guatemalteco, Luis, pinta un cuerpo desnudo. El tiempo tiene su lado oscuro.

Stephen Hawking, en su libro "Breve historia del tiempo", explica que un rayo de luz en su parte más diminuta, más microscópica, desde la nanotecnología, tiene un lado oscuro. El lado oscuro que según los científicos lo explica todo en la creación del mundo.

El mismo lado oscuro de la luz, del tiempo de este espacio que fue el Club Condesa y que ahora se llama El Ahuehuete, en honor al enorme árbol que se encuentra en el centro de este lugar.

El pensamiento es más rápido que la luz, dice Luis, y se voltea para seguir con su obra.

Foto Uno

Foto Dos

About Author

Periodismo de Código Abierto

Periodismo de Código Abierto

Periodismo de código abierto
Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.